Diferentes tipos de anticonceptivos

Existen a disposición de las personas muchos muy diferentes tipos de anticonceptivos, que permiten poder disfrutar del sexo sin el riesgo de embarazo, a la vez que también se reducen las posibilidades de contraer enfermedades de transmisión sexual.

Entre los métodos más habituales destacan: Los condones, el diafragma, la pastilla anticonceptiva, los implantes, los dispositivos intrauterinos, la vasectomía, la ligadura de trompas, e incluso la pastilla del día después…Siendo el condón el anticonceptivo estrella, de lejos el más utilizado, ya que no requiere consentimiento médico, es barato y se puede adquirir en cualquier parte.

En los últimos 50 años, el número de diferentes tipos de anticonceptivos ha crecido de manera exponencial. Podemos clasificarlos en función de su finalidad: Los anticonceptivos de tipo de barrera, como por ejemplo el condón o el capuchón cervical, los sistemas hormonales como la píldora, o los dispositivos intrauterinos como el Diu…

La mayoría de estos anticonceptivos tratan de conseguir las siguientes finalidades:

  • Que el óvulo no aparezca (Hormonal).
  • Que los espermatozoides no alcancen al óvulo (De barrera, DIU).
  • Barreras fisiológicas en la función reproductiva (Esterilización).
  • Una vez el óvulo ha sido fertilizado, que no se implante (Hormonal).

Vamos a ver a continuación una lista con los anticonceptivos más habituales y una breve explicación de cómo funciona cada uno:

1 – Las pastillas anticonceptivas:

Pastillas anticonceptivas

Desde que fueron inventadas en los años 60, las pastillas anticonceptivas siguen siendo el método preferido por las mujeres, siempre que sigan las indicaciones al pie de la letra, y no se olviden de tomarlas. De esta forma, garantizan en un 99% que no existirá embarazo.

https://pastillas-anticonceptivas.com/

Existen a su vez dos tipos de pastillas anticonceptivas, las combinadas, que mezclan hormonas como el estrógeno y la progestina, y las mini píldoras, que únicamente aportan progestina. Es muy importante que las pastillas que únicamente llevan progestina se tomen siempre a la misma hora, con diferencias de un día a otro de como máximo 3 horas. De esta forma se garantiza el correcto funcionamiento hormonal.

2 – El preservativo masculino:

Preservativo

El preservativo masculino, también denominado como “Condón”, es otro de los más comunes tipos de anticonceptivos, ya que no solo evita el riesgo de embarazo, sino que también evita el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, como por ejemplo el VIH, la gonorrea, la sífilis…entre otras.

Se fabrican normalmente de látex, aunque existen algunas variedades minoritarias que utilizan otros materiales para ofrecer una alternativa a los alérgicos, y para poder utilizar lubricantes que no sean con base de agua. Los lubricantes con base en aceite, como por ejemplo la vaselina, puede dañar la estructura del látex y generar desgarros. Por ello, recomendamos el uso de lubricantes con base en agua, que sí que se pueden combinar con los condones.

Por supuesto, debe desecharse con cada nuevo acto, ya que las probabilidades de rotura aumentan.

3 – El preservativo femenino:

Preservativo femenino

Al igual que el preservativo masculino, se trata de crear una barrera física para evitar el embarazo. En este caso, también se venden sin necesidad de receta médica, y aunque son más caros que los masculinos, tienen una serie de ventajas. Tienen menos riesgo de desgarro, pueden insertarse varias horas antes del acto sexual, y previenen también el riesgo tanto de enfermedades de transmisión sexual como el de tener un embarazo, con una efectividad que ronda el 95%.

4 – El diafragma:

Diafragma

Otro tipo de anticonceptivo de tipo barrera es el diafragma. Se le añade espermicida y se coloca en el interior de la vagina,  al menos 6 horas antes del acto, y posteriormente, se lava para poder ser reutilizado (dependiendo del material). A pesar de ser un método de barrera, no permite el paso de los espermatozoides, pero en cambio no protege contra las ETS. Se necesita receta y consentimiento médico para poder utilizarlo.

5 – El capuchón cervical:

Capuchón cervical

Se trata de un dispositivo de látex similar al diafragma, pero de tamaño mas reducido, similar a un dedal y que también debe usarse junto con el espermicida. Tiene mucho menos contacto con la vagina, apenas cubre el cuello uterino, por lo que resulta una buena alternativa para mujeres con problemas de infección vaginal o que sufran de cistitis.

La eficacia es un poco más reducida que otros métodos, rondando del 92 al 95% de protección. Al igual que el diafragma, el capuchón cervical no protege de las enfermedades de transmisión sexual.

6 – El dispositivo intrauterino (DIU):

Dispositivo intra uterino

Se trata de un tipo de dispositivo que debe ser insertado por un médico y que una vez colocado, permite su uso durante 5 o 10 años. Existen dos tipos de DIU, los hormonales y los de cobre, con tasas de eficacia del 99% aunque, no ofrecen protección contra las ETS.

7 – Implantes anticonceptivos:

Implante anticonceptivo

Los implantes anticonceptivos también son otro tipo de protección contra el riesgo de embarazo de largo plazo, del orden de unos 3 años. Similar al DIU, tampoco protege de las enfermedades de transmisión sexual.

Se basa en suministrar progestina de manera continuada durante los 3 años, por lo que es muy similar y produce los mismos efectos que tomar la píldora.

Se suele implantar en el brazo por un médico, y tiene una eficacia muy superior al de las propias píldoras, del orden del 99,99%, ya que no existe riesgo de olvido o de tomarla a deshoras.

8 – La esponja anticonceptiva:

esponja anticonceptiva

Se trata de un tipo de esponja redonda de poliuretano que se coloca en el interior de la vagina y que contiene espermicida. Es similar al diafragma y al capuchón cervical, ya que impide el embarazo, pero no evita el contagio de las enfermedades sexuales. Se debe dejar en el interior al menos seis horas después del acto para asegurarse su eficacia, y posteriormente retirarlo antes de 24 horas para evitar infecciones.

9 – Inyecciones anticonceptivas:

inyeccion anticonceptiva

Se trata de inyectar progestina en el cuerpo con la cantidad suficiente que permita una duración de unos 3 meses, y que tiene los mismos efectos que tomar la píldora. Su efectividad es del 99%, y de nuevo, volvemos a hacer referencia en que no impiden el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

10 – Anillo vaginal:

Anillo vaginal

Se trata de un dispositivo pequeño en forma de anillo transparente que se inserta en el interior de vagina durante tres semanas. Tras el periodo, es retirado y sustituido por uno nuevo. Los anillos anticonceptivos transmiten la hormona (progesterona y estrógeno) igual que lo haría una pastilla, por lo que tiene los mismos efectos secundarios, y tampoco previene las enfermedades ETS.

11 – Parches anticonceptivos:

Parches anticonceptivos

Similar al implante, pero de menor duración, el parche suministra el flujo de hormonas anticonceptivas de igual manera que lo haría la píldora, por lo que proporciona los mismos efectos secundarios y tampoco protege de las ETS.

Tiene una duración de tres semanas, permitiendo que durante el periodo se quite para colocar uno nuevo.

12 – Pastilla del día después:

Pastilla día despúes

Se trata de un anticonceptivo de emergencia, que permite eliminar el riesgo de quedar embarazada, aun cuando no se han tenido las suficientes precauciones antes del acto. Suele ser útil para casos en los que el preservativo se ha roto o en caso de pérdida de las pastillas.

Es un método únicamente recomendado una vez, para casos especiales, y que en las siguientes 24 horas ofrece una tasa de protección del 95%, que va reduciéndose a medida que pasa el tiempo, después de 3 días, la eficacia se reduce al 50%.

13 – Vasectomía:

Vasectomia

Consiste en una operación quirúrgica en la que se cortan los conductos que transportan el semen masculino, que se realiza de manera muy sencilla, sin necesidad de utilizar un bisturí o de utilizar puntos de sutura, por lo que los pacientes suelen irse a casa el mismo día.

La protección contra embarazo es muy alta, aunque se han dado casos de tubos seminales que vuelven a crecer (Menos del 1% de los casos).

14 – Ligadura de trompas:

Ligadura de trompas

También es una operación sencilla que permite irse a casa el mismo día. Se hace mediante laparoscopia, que, tras unos pequeños cortes en el abdomen, introducen instrumentos que atan las trompas para que no pueda existir vínculos entre el ovario y el útero. Una de cada 200 mujeres puede regenerar la trompa y volver a conectarlas con el útero, aunque son casos muy excepcionales.

Diferentes tipos de anticonceptivos
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply