Diferentes tipos de actos de habla

Los actos de habla, cuando se realizan mediante una oración gramatical correcta, implica un compromiso con el entorno. Lo más habitual es entablar el acto de habla para solicitar o comunicar una información, expresar gusto o disgusto, disculparse, agradecer, invitar, rogar, o incluso expresar indiferencia…

El propio acto de entablar una comunicación oral con otras personas implica adoptar una postura expresiva, utilizando un lenguaje natural sujeto a ciertas reglas, y que puede estar cargado de distintos elementos emocionales, que se interpretan de manera subjetiva.

Acto de habla

A la hora de clasificar los diferentes actos de habla, encontramos tres niveles elementales:

a – Acto locutivo: Que consiste en expresar nuestra información mediante el habla. Hace referencia al propio texto y las propias palabras que son comunicadas.

b – Acto ilocutivo: Que recoge la intención del hablante o la finalidad de lo que quiere conseguir.  Como hemos explicado anteriormente, toda locución tiene detrás una intención, que puede ser el simple hecho de transmitir una información, o de pedirla, expresar un sentimiento…etc.

c- Acto perlocutivo: Se conoce como acto perlocutivo a la repuesta obtenida por el acto del habla. Tras las palabras y la intención enviada, se interpreta el efecto conseguido o la reacción causada,

Cuando el acto locutivo y el ilocutivo coinciden y reflejan la misma intención, se dice que el acto de habla es directo. Por ejemplo:

“Ven que quiero darte un abrazo”. La locución y la intención es la de conseguir el abrazo.

Mientras, que se conoce como acto de habla indirecto a aquel que utiliza oraciones diferentes al objetivo que trata de alcanzar. Por ejemplo:

“El calefactor está tan alto que no puedo estudiar”. En este caso, la locución parece querer transmitir una información, cuando en realidad, indirectamente, lo que se quiere lograr es que la persona que recibe la información tenga un “acto perlocutivo” que consiste en bajar la temperatura, o apagar el calefactor.

Actos de habla

Con toda esta información previa, ya podemos clasificar los distintos tipos de actos de habla en función de la intención y dela finalidad buscada:

1 – Representativos o asertivos:

El locutor puede afirmar con seguridad, puede mostrar su conformidad o disconformidad, corrigiendo algún aspecto, o directamente negando con rotundidad. Por ejemplo:

“Claro que si, por supuesto” o “De ninguna manera, no me parece adecuado”

2 – Actos directivos o apelativos:

El emisor ordena mediante el acto de habla que el oyente efectué algún tipo de acción determinada. Que puede ser responder a una pregunta, o directamente ejecutar la acción. Por ejemplo:

“¿Sabes si el profesor ha llegado?” o “Pásame la sal”

3 – Acto compromisorio:

El hablante mediante el acto de habla se compromete a cumplir con algún tipo de acción, obligación o propósito, y asume un compromiso, lo cumpla o no. Por ejemplo:

“Ya lo hago yo” o “Me he equivocado, no volverá a suceder”.

4 – Acto declarativo:

La persona que habla se apoya en sus propias palabras para conmemorar un acto que simboliza un cambio o una nueva disposición. Para ello, el hablante, además debe tener la suficiente autoridad como para conseguir su propósito. Por ejemplo:

“Yo te nombro caballero de la orden del Temple” o “Yo os declaro marido y mujer”.

5 – Acto expresivo:

El emisor comunica su propio estado anímico, afectivo o emocional, dejando fluir sus sentimientos e interioridades. Por ejemplo:

“No me siento bien” o “Estoy feliz de verte”.

Diferentes tipos de actos de habla
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply