Diferentes tipos de dieta

La palabra dieta procede de la acepción latina “Diete”, que significa una cantidad diaria de alimento. Existen, literalmente, miles de dietas. La mayoría tienen como objetivo perder peso, pero algunas están orientadas a ganarlo, a reducir el colesterol, a parecer más joven, a vivir de manera saludable e incluso aquellas que permiten alcanzar un estado espiritual más elevado.

 Cada una de las dietas que vamos a ver a continuación reflejan también una cierta cantidad de alimento, así como una planificación para lograr cada uno de los objetivos a los que se orientan. Muchas prometen eliminar la grasa del cuerpo en apenas unos días, a menudo con alimentaciones poco equilibradas e incluso peligrosas. Tienen nombres de todo tipo y suelen triunfar por separado, en diferentes periodos de tiempo, ya que al final, no dejan de ser modas pasajeras. ¿Será que no funcionan?

Vamos a ver un listado con los diferentes tipos de dietas más populares y en qué consisten.

1 – La dieta de las tres horas:

La dieta de las tres horas permite comer pequeñas porciones cada tres horas a lo largo de todo el día, de modo que el metabolismo mantenga un ritmo continuado y alto que permita quemar grasas. No existe ninguna restricción en cuanto al tipo de alimento, pero se desaconseja los fritos y los alimentos azucarados.

2 – La dieta Atkins:

Dieta atkins

La dieta Atkins se centra en el consumo de proteínas y prohíbe el consumo de carbohidratos. Por tanto, prevalece el consumo masivo de carne, pero sin acompañarlo de pan, ni patatas, ni nada que tenga azúcar o harina. El exceso de proteína y los bajos carbohidratos permiten quemar una mayor cantidad de grasa.

3 – La dieta del tipo de sangre:

Esta dieta aconseja a las personas comer ciertos alimentos en función del tipo sanguíneo, ya sea A, B, AB y O. Según la dieta, cada tipo de sangre actúa de manera diferente a la hora de metabolizar las proteínas, por lo que, si nos equivocamos de alimento y comemos algo no adecuado a nuestro grupo sanguíneo, podemos tener problemas de metabolismo, hinchazón, gases e incluso algunas enfermedades asociadas. Debemos por tanto conocer los alimentos malos para nuestro tipo de sangre, y por tanto evitarlos.

4 – La dieta de la sopa de col:

La dieta de la sopa de col está basada en tomar sopa de col durante una semana. La falta de otros tipos de alimentos permite que se pierda peso de manera rápida y acelerada, pudiendo perder hasta 5 kilogramos de grasa. Aunque se consiga su objetivo, es posible que se termine odiando el sabor, no volviendo a comer col en el resto de su vida.

5 – La dieta paleolítica:

Dieta paleolítica

También conocida como la dieta de las cavernas. Se basa en el consumo de alimentos tal y como se consumían en la época de nuestros antepasados prehistóricos, que desconocían la agricultura y que basaban su supervivencia en la caza y la recolección. El objetivo final de esta dieta no es perder grasa, sino lograr un peso ideal continuo, a la vez que agudiza la mente y mejora nuestra conexión con la naturaleza.

6 – La dieta de las mujeres francesas:

Existe la falaz creencia de que las mujeres francesas se mantienen esbeltas y guapas sin necesidad de hacer dieta, ni contar calorías ni saltarse comidas. Esta dieta consiste en consumir todo tipo de alimentos, de alta calidad, pero en proporciones moderadas, permitiendo comer de todo, incluso un croissant con chocolate por las mañanas.

7 – La dieta del índice glucémico:

Se conoce como índice glucémico (IG) a un método analítico científico que clasifica los alimentos en función de la rapidez con la que aumenta los niveles de azúcar en sangre y por tanto la consiguiente liberación de insulina, que permite almacenar grasa. Si elegimos alimentos con un bajo (IG) el apetito disminuye, y por lo tanto perdemos peso.

8 – La dieta del pomelo:

Dieta del pomelo

La dieta del pomelo se basa principalmente en el consumo masivo de zumos de pomelo, junto con comidas moderadas de alimentos que sean predominantes, o en proteína o en carbohidratos, pero no mezclados, dejando al menos 4 horas de diferencia entre un plato y otro. El objetivo de esta dieta es perder peso de manera rápida. Para ello, no debemos consumir más de 1000 calorías diarias.

9 – La dieta Jenny Craig:

Se denomina como Jenny Craig, a un popular programa de pérdida de peso basado en la alimentación, el cuerpo y también la mente. De manera personalizada, se busca que las personas consigan desligarse de aquellos alimentos preparados y manufacturados, que se consideran poco saludables, y se oriente su gusto hacía alimentos más simples y naturales.

10 – La dieta macrobiótica:

Se trata de una mezcla entre el budismo y algunas prácticas occidentales, que buscan la armonía mental en un tipo de alimentación prácticamente vegetariana, con algunas excepciones de pescado o de marisco, y basada sobre todo en alimentos orgánicos de excelente calidad, lo más fresco posible y bajo las reglas de las filosofías orientales que buscan un equilibrio energético entre el yin y el yang de los propios alimentos.

11 – La dieta mediterránea:

Dieta mediterranea

Este tipo de dieta fomenta un estilo de vida saludable mediante el consumo de alimentos frescos, de acuerdo a los hábitos alimenticios de las zonas mediterráneas, que comprende el sur de Italia, Grecia, creta y Chipre, donde de utilizan verduras, frutas, legumbres, pescado, ensaladas, vino tinto y un buen uso del aceite de oliva.

12 – La dieta de Beverly Hills:

Desde los años 80 que esta dieta viene siendo popular, sobre todo en Estados Unidos. Se basa en digerir los alimentos combinados de modo que sean más eficientes y no interfieran en el tipo de jugos gástricos utilizados. Las malas combinaciones de alimentos, como la proteína y el almidón en el mismo bocado, pueden provocar neutralización de jugos, por lo que la digestión se realiza de forma ineficiente, y el alimento termina engordándonos.

13 – La dieta de la perra flaca:

Esta dieta orienta a las personas para que abandonen los malos hábitos, dejen los alimentos azucarados, el alcohol, la cafeína, la carne y los lácteos. Permitiendo consumir alimentos salnos como las frutas, verduras, frutos secos y el té verde.

14 – La dieta South Beach:

Fue diseñada por un médico de florida, y su objetivo es el de reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Para ello se deben reemplazar las grasas malas por grasas buenas, los carbohidratos simples por carbohidratos complejos, y consumir más productos integrales, legumbres, verduras y aceites de alta calidad como el omega 3.

15 – La dieta de la zona:

Dieta de la zona

La zona advierte sobre ciertos alimentos que pueden afectar a las respuestas hormonales del cuerpo y generar insulina. Para evitar problemas, el plan de la alimentación de la Zona se basa en una proporción equilibrada entre proteína (30%), hidratos (40%) y grasas (30%), de modo que se permita un metabolismo estable y eficiente.

16 – Dieta vegana:

Más que un método de perder peso, el veganismo es un estilo de vida y una filosofía que basa su alimentación en la no explotación de los animales, para lo cual , se deben excluir todos aquellos productos de origen animal, como la carne, el pescado, los huevos y los lácteos, sin olvidar otros como la miel. Aparte de la alimentación, los veganos rechazan también el uso de animales para vestirse, por lo que no utilizan ni lana, ni seda, ni cuero.

17 – La dieta crudivegana:

La dieta crudivegana es un estilo de vida vegano, pero que además, no permite que los alimentos sean calentados más allá de lo que lo haría el sol en la propia naturaleza (Unos 42 grados como máximo). De esta forma, se consume todo en estado crudo, sin perdidas de vitaminas, nutrientes, y con todo el contenido en enzimas.

Se recomienda que se consuma todo ecológico y bien lavado, ya que al no cocinar, es posible que existan muchos restos de bacterias, o de pesticidas y herbicidas.

18 – Dieta de la alcachofa:

La dieta de la alcachofa se basa en depurar nuestro organismo. La alcachofa es un alimento muy diurético, por lo que en poco tiempo podemos perder mucho peso y mucho volumen.

La dieta se basa casi exclusivamente en el consumo de alcachofas, ya sea a la plancha, o con un poco de arroz, en ensalada, o rellenas de jamón, al horno con patatas, en crema…Nos sirve todo tipo de recetas. Estos platos se utilizan tanto para comer como para cenar. El desayuno y la merienda es recomendable hacerlos con una pieza de fruta, o un yogurt desnatado.

Diferentes tipos de dieta
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply