Diferentes tipos de rostros

La forma de tu rostro tiende a revelar tu propia personalidad y la forma en que ves y enfocas tu vida. Existe un experto en leer los rostros, Jean Haner, y cuya sabiduría hemos querido traer a esta entrada, para que entre todos podamos comprobar si es cierto, que según sea nuestro rostro, tenemos o no, ciertos rasgos de personalidad. Según el autor, se ha basado en estudios derivados de la medicina china, con técnicas tienen más de 3000 años de antigüedad.

Para determinar con más exactitud qué tipo de rostro te corresponde, lo recomendable es colocarnos delante del espejo, con suficiente luz, retiramos el pelo todo lo que podamos, de modo que el rostro quede libre, y mediante un lápiz de labios, un trozo de jabón, tiza o lo que tengamos que deje marca sobre el espejo, trazamos todo el contorno, incluyendo la barbilla, los pómulos y la frente, dejando fuera las orejas.

Con esta marca, ya podemos establecer cuál de los siguientes tipos de rostros coincide con la forma del nuestro.

1 – Rostro rectangular:

Rostros rectangulares

El rostro rectangular u oblongo, es más largo que ancho pero sus líneas son equilibradas con ángulos bastante abiertos, siendo los pómulos los que delimitan el contorno de los costados, terminando en una barbilla alargada y redondeada.

La cara rectangular o alargada, nos indica una lucha o enfrentamiento entre la frente y la barbilla, lo que significa que la mente piensa, pero la boca no habla. Las personas con este rostro son buenos pensadores, a menudo demasiado analíticos, pero no suelen expresar sus sentimientos, por lo que, de no hacer suficiente ejercicio, es posible que acumulen estrés o exceso de tensiones internas.

2 – Rostro con forma de corazón:

Rostros corazón

Se caracteriza principalmente por la caída del mentón y de las mejillas de manera puntiaguda, sin redondeo, mientras que, en la parte superior, la frente es ancha y amplia. También es conocido como el triángulo invertido.

Las personas con el rostro en forma de corazón tienen mucha fuerza interior, tanta que a veces pueden ser interpretados como personas tercas y obstinadas. En ocasiones, defienden su objetivo de manera agresiva, puesto que intentan conseguir todas las metas que se proponen, cueste lo que cueste.

También tienen muy buena intuición, sobre todo para saber cuándo realizar los movimientos pertinentes, de la manera que mejor les beneficie. También son creativos, por lo que muchos artistas de diferentes ámbitos suelen tener el rostro en forma de corazón.

3 – Rostro cuadrado:

Rostros cuadrados

La forma cuadrada es un tipo de cara tan larga como ancha, que no tiene angulaciones, los pómulos , la frente y la barbilla se colocan de forma simétrica, siendo la boca y la mandíbula la que adquiere mayores dimensiones, y es la que caracteriza este tipo de rostro. Los pómulos o mejillas no suelen sobresalir.

La personalidad del rostro cuadrado nos indica personas muy entusiastas que tienden a emocionarse con sus propias ideas y proyectos. Similares a los del corazón, suelen conseguir sus metas, no tanto por su talento propio, sino por su insistencia.

4 – Rostro ovalado:

Rostros ovalados

Un rostro ovalado es un poco más largo que ancho, con rasgos redondeados, tanto en la frente como en la mandíbula. Podríamos decir que son similares a un huevo al revés. Las mejillas delimitan el contorno, y las líneas mantienen un cierto equilibrio y simetría. Este tipo de rostros son compatibles con la mayoría de cortes de pelo.

Las personas con el rostro ovalado son por lo general personas extrovertidas y de fácil palabra, que suelen romper el silencio para que nadie se sienta incómodo. Tienen tendencia a agradar a los demás, aunque no siempre concuerda lo que dice con lo que piensa.

5 – Rostro redondo:

Rostros redondos

Un rostro redondo o redondeado, al igual que el cuadrado, suele ser tan ancho como largo, pero con ligeras curvas en la frente y la mandíbula, con pómulos rellenos y orientados hacia el interior, de modo que el resultado final es casi un circulo.

Las personas con el rostro redondeado suelen ser buenas y generosas, amables y que piensan primero en los demás antes que en sí mismas. Por ello, a veces pecan de ingenuidad, y es común que intenten abusar de su buena fe y de su buena voluntad por ayudar.

6 – Rostro triangular:

Rostros triangulares

Representan una imagen contraria a los rostros con forma de corazón, mucho más anchas en la zona inferior y más delgadas en la zona superior. También conocida como cara de pera. No es un rostro muy común, pero es fácil de identificar por lo ancho de la mandíbula, no teniendo porqué tener la boca grande.

Las personas con el rostro triangular representan personas a las que le gusta el poder, o que les gusta tener todo bajo control. Cuanto más estrecha es la frente, mayor es su obsesión por tener todo controlado. Su exceso de motivación les lleva a menudo a conseguir sus objetivos, por lo que es común, ver este tipo de rostros en puestos laborales importantes, ya sea en el entorno político o empresarial.

7 – Rostro en forma de diamante:

Rostros diamantes

Los rostros diamante son aquellos con frente pequeña, barbilla alargada, pómulos marcados y boca estrecha, guardando cierta armonía y simetría en forma de rombo o de diamante.

Estas personas, tienen en común con la cara triangular el gusto por el poder y por tomar el control, pero llegando a ser demasiado maniáticas, por lo que se dejan llevar demasiado por los detalles. Esta peculiaridad permite que sean personas que sepan comunicar muy bien sus palabras y sus ideas, por lo que pueden ser muy buenos jefes, aunque algo quisquillosos si no se les consigue satisfacer.

Diferentes tipos de rostros
4 (80%) 2 votes

Leave a Reply