Diferentes tipos de adverbios

Los adverbios son palabras que complementan un verbo o un adjetivo, aportando información extra y que se pueden clasificar en función del tipo de dicho tipo de información. Actúan como modificadores o complementos del verbo, ya que su propia definición “Adverbium” procede del latín “ad” hacia y “Verbum” verbo.

La información extra que otorga un adverbio puede clasificarse en distintas categorías como: Modo, lugar, tiempo, certeza y otras circunstancias inherentes a la actividad relacionada con el propio verbo. Veamos a continuación los diferentes tipos de adverbios relacionados con dichas categorías:

Tipos de adverbios

Adverbios de tiempo:

De tiempo o temporales, nos indican y aportan información sobre el momento en que se desarrolla la acción del verbo, pudiendo usarse tanto al principio como al final de la frase, según queramos dar mayor énfasis.  Dan respuesta a preguntas tales como ¿Cuándo? ¿Cuánto tiempo? ¿Para cuándo? ¿Hasta cuándo? Algunos de esos son: Ya, ahora, el mes pasado, a continuación, ayer, posteriormente, pronto….

  • Ayer vino el cartero
  • Mañana lloverá en Madrid
  • La semana pasada compré una lechuga.

Adverbios de lugar:

Los de lugar aportan información extra sobre el sitio o localización donde sucede la acción del verbo al que acompañan. Por norma general, suelen incluirse después del verbo o al final de la frase. Algunos de estos adverbios de lugar son: Arriba, abajo, aquí, allí…

  • He tenido que parar aquí porque me estaba mareando.
  • Sujeta el lapicero más arriba
  • El incendió comenzó abajo.

Adverbios de modo:

Los modales nos informan sobre el modo o la forma en que ocurre la acción del verbo al que acompañan. Dan respuesta a preguntas tales como: ¿Cómo? ¿De qué manera? Algunos de estos adverbios son: Bien, mal, rápidamente, despacio, felizmente, desgraciadamente, difícilmente, especialmente, mejor, peor, regular…

  • El Café actúa despacio en estimular el sistema nervioso.
  • La ambulancia llegó rápidamente al lugar.
  • Desgraciadamente, llegó al lugar equivocado.

Adverbio de modo

Adverbios de cantidad:

Los de cantidad nos informan sobre el grado, o cuantía de lo que sucede, de manera orientativa, sin entrar en datos específicos, de modo que podamos hacernos una fugaz idea de la situación. Algunos de estos adverbios son: Mucho, poco, casi, bastante, poco, apenas…

  • Estaba demasiado oscuro como para ver nada.
  • Suspendieron el partido porque llovía mucho.
  • Casi consigo tirar todos los bolos.

Adverbios de frecuencia:

Los de frecuencia nos aportan información sobre la facilidad que tiene una acción por repetirse y la frecuencia en que lo hace. Conviene no confundirlos con los adverbios temporales, ya que, aunque nos aportan información sobre el espacio temporal, no concreta con exactitud, sino que se centra en la frecuencia de repetición. Algunos de estos adverbios son: Siempre, nunca, casi nunca, casi siempre, a menudo, rara vez, a veces, semanalmente…

  • Nunca encuentro las zapatillas.
  • Casi siempre compro el pan en la tienda de abajo.
  • Rara vez mi gato consigue arañar a tu perro.

Adverbios de causa:

Los de causa o causales, son aquellos adverbios que se utilizan para dar información sobre las razones por las que ocurre la acción del verbo. Responden a preguntas como ¿Por qué razón? ¿Por qué? Entre este tipo encontramos algunos como: A causa de, dado que, debido a que, porque, pues, ya que…

  • Murió a causa de la fuerte caída.
  • Sufre en silencio porque tiene vergüenza
  • Ponte el gorro puesto que hace frio.

 

Adverbios interrogativos:

Los interrogativos son aquellos que se pueden utilizar a modo de pronombre interrogativo. Para ello, es necesario que sean escritos con tilde para diferenciarlos. Algunos ejemplos de este tipo son: cuándo, dónde, cómo, cuánto…

  • No entiendo cómo comes tanto.
  • No saben dónde escondieron el regalo.
  • Dime cómo llegar a la estación.

Adverbios afirmativos:

Los afirmativos son un tipo de adverbios utilizados para reforzar y aportar mayor énfasis al sentido de la oración, no llegan a cambiar el significado, pero sí lo resaltan. Algunos ejemplos afirmativos son: seguramente, verdaderamente, claro, cierto, exacto, obviamente, ciertamente…

  • El profesor seguramente sepa la fecha del examen.
  • Verdaderamente eres muy ingenuo si lo piensas.
  • Encuentro la sopa ciertamente

Adverbios de negación:

También conocidos como negativos, tienen como finalidad la de negar la acción del verbo o el sentido de la propia oración. Algunos ejemplos de negación son: Nunca, tampoco, jamás, en absoluto…

  • Los perros tampoco ponen huevos.
  • Los ladrones en absoluto consiguieron robar el banco.
  • Nunca tienes tiempo para leer un libro.

Adverbios de duda:

Son aquellos que expresan incertidumbre y no acaban de determinar con exactitud la información que representa el verbo al que acompañan. Algunos ejemplos de duda son: posiblemente, probablemente, quizás, seguramente, tal vez, a lo mejor…

  • El náufrago, posiblemente llegó a las costas de Australia.
  • Seguramente he suspendido el examen.
  • Las mariposas tal vez sepan orientarse en la oscuridad.
Diferentes tipos de adverbios
5 (100%) 2 votes

Leave a Reply